Comprobación de alarma en el recién nacido

 

Durante el periodo de embarazo, probablemente te hayas hecho un chequeo, preguntado a tu médico y también a los miembros de tu familia cómo cuidar de tu bebé al nacer, sobre todo si eres madre primeriza, ya que te molesta la indicación y la forma exacta de reconocerlos.

 

Un recién nacido se toma en consideración hasta el día 28, ya que es una fase en la que seguramente aprenderás sobre sus conductas, es excelente que recuerdes exactamente cómo descansa, cuánto ingiere, cómo se comporta, su estado de ánimo, si se traslada mucho o está más bien tranquilo, si solloza continuamente o está en silencio; todos estos elementos pueden ayudarte a conocer si tu bebé está o no enfermo.

Para ayudarte a tener en cuenta todas estas sugerencias para un desarrollo infantil saludable y equilibrado, a continuación se presentan algunas de las señales de advertencia que hay que buscar para evitar dificultades. Hay que recordar que debes consultar a tu profesional médico inicialmente si tienes algún tipo de pregunta.

 

Indicadores

 

Tono azulado de la piel:

Si descubre que su bebé tiene un tono azulado alrededor de la boca, los pies o las manos y este signo no está asociado con el clima de la atmósfera y no está asociado con un baño frío, debe consultar a su médico de inmediato, más aún si ve que su hijo tiene problemas para respirar.

Modificaciones en la temperatura corporal: Tenga en cuenta que el nivel de temperatura de su bebé no debe ser superior a 100,4 grados Fahrenheit (38 grados centígrados), lo que podría ser una fiebre, o estar por debajo de 96,8 grados Fahrenheit (36 niveles centígrados), lo que podría ser una hipotermia. Recuerde que arroparse en exceso puede contribuir a un aumento del nivel de temperatura.

 

Disminución del hambre:

Ten en cuenta que todos los bebés son diferentes y no toman constantemente las cantidades estándar de leche, el bebé se alimentará según sus necesidades. Sin embargo, si notas que de un momento a otro tu bebé tiene tendencia a rechazar la comida así como tiene vómitos e hinchazón en el abdomen, debes consultar a tu médico para identificar la razón.

 

Vómitos:

Cuando el niño se alimenta, es típico que le vuelvan a salir cantidades de leche, ya sea porque no ha tragado todo o porque elimina el aire, esto es lo que conocemos como regurgitación; tú reconoces que no se trata de un vómito debido a que es una cantidad pequeña y el niño no hace presión. Si, por el contrario, notas que el niño vomita con frecuencia cantidades mayores, que ya no es simplemente leche (tiene un olor amargo porque es bilis), ves que su abdomen se ve inflamado o hundido, así como que comienza a producirse el control de peso, consulta rápidamente a tu profesional médico.

 

Movimientos del tracto digestivo:

Puede haber 2 casos: las heces del bebé aumentan y también son acuosas, ocasionalmente con la existencia de mucosidad o sangre, acompañadas de dolor o vómitos; en este caso es la diarrea a la que hay que prestar atención para evitar la deshidratación. O puede ser una irregularidad intestinal, es decir, una reducción de los movimientos intestinales, que es dura y también hace que uno se sienta realmente débil. No debe darle a tu hijo ningún tipo de laxante para ningún tipo de factor, la sugerencia es llevarlo a la clínica.

 

Defecación:

Puede haber dos casos: las heces del bebé aumentan así como son acuosas, a menudo con la existencia de mucosidad o sangre, acompañadas de dolor o vómitos; en esta situación es la diarrea a la que hay que prestar atención para evitar la deshidratación. O bien puede tratarse de deposiciones irregulares, es decir, una reducción de la defecación, que es dura y hace que se sienta realmente débil. No es necesario que le ofrezcas a tu bebé ningún tipo de laxante por ningún motivo, la sugerencia es que lo lleves a la clínica.

 

No olvides que automedicar al bebé puede ser una desventaja, es mejor hacer un análisis clínico adecuado y también recomendar un tratamiento de acuerdo al problema del bebé.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba